España: Asociarse para actuar

la parrala @ laculture.info

la parrala @ laculture.info

Las obras de teatro no surgen de la nada, detrás de cada representación hay un grupo de personas que se han aprendido los diálogos y han metido, muchas, pero que muchas horas ensayando y sobre todo formándose como actores.En 1999, los colectivos teatrales que en Burgos se interesaban en el teatro no tenían un espacio propio para poder ensayar y trabajar sus obras y performaces. «Entré en ‘La Parrala’ porque ensayar en casa era complicado y limitado», comenta la presidenta de la asociación, Beatriz Sastre. De esta necesitad nació una asociación que actualmente agrupa a 34 compañías de teatro amateur, que se traducen en unas 200 personas apasionadas por el arte escénico.

Este colectivo no se limita a prestar espacios para ensayos, también realizan una gran variedad de actividades. «Uno de nuestros objetivos es la formación continua y dar continuidad a las compañías locales», explica Sastre.

Entre los objetivos estatutarios está la difusión de la cultura teatral y promover el desarrollo de las artes escénicas en Burgos. «Hemos realizado talleres de improvisación, pero también cursos de comedia del arte, clown e incluso equilibrios acrobáticos», comenta Sastre.

Una vez al año, tradicionalmente en octubre, la asociación hace una jornada de puertas abiertas para que cualquier persona que esté interesada en el funcionamiento de la asociación se pueda acercar. «Para hacerlo más ameno, hemos organizado muchos talleres y actividades», añade Sastre. «Suelen realizarse varios cursos y talleres, mostrando una clase al público».

Además, este colectivo organizó el año pasado el ‘Festival Local’ en el teatro Clunia, con cinco representaciones, dos dedicadas al público infantil y tres para los adultos. Esta iniciativa cosechó un gran éxito de publico y colgó el cartel de ‘no hay localidades’ en dos de los cinco días. «Se nos ocurrió que era importante que las compañías tuvieran la ocasión de actuar en un teatro de verdad», comenta Sastre. La mayoría de las compañías no tiene muy a menudo la oportunidad de actuar en un escenario clásico. «Fue muy emocionante ver como el público respondía a nuestras propuestas».

Este colectivo se financia gracias a la colaboración del ayuntamiento y a las cuotas que pagan los socios que es de 60 euros al año.

En agenda tienen varios proyectos que piensan desarrollar durante todo este año entre los que destacan un curso de teatro en verso, otro de danza funky, otro de dirección de escena con Andrés Lima, un taller de clowms con Pepe Viyuela. «Estamos cerrando las fechas y cruzando los dedos para que todo salga tal y como tenemos planeado», puntualiza Sastre.

La situación en el mundo de la farándula no es de las mejores, el IVA a la cultura ha perjudicado muchas compañías profesionales que se han pasado al mundo amateur. «Es una situación difícil. Parece que nadie se da cuenta de cuánto empleo genera la cultura en general y el teatro en concreto», explica Sastre haciendo referencia a iluminadores, acomodadores, carpinteros, electricistas, sastres y todas esas personas que se mueven entre las sombras en cada representación teatral. «Sin contar el empujoncito que se da a la hostelería, porque antes o después de ir a ver una obra… ¿Quién no se toma algo?», comenta Sastre.

Fuente:

  • About post
2000-2015 © Informations et Ressources de la Culture et du Spectacle vivant en Europe